10 años de historia.

La Boca del Sabinal tiene poco pasado y mucho futuro. Desde que en 1999 se firmaran los estatutos fundacionales por un pequeño grupo de audaces que buscaban la convivencia en familia con sus amigos, y de estos a su vez con otras personas cercanas, han pasado sólo unos cuantos años. Pocos aunque intensos si tenemos en cuenta lo conseguido y potentes si valoramos lo aquí vivido.

Fue en el año 2002 cuando después de las normales idas y venidas preparatorias de cualquier gran paso, 69 familias cerraron filas en torno a un proyecto común diseñado con mucho cuidado, esmero e intención. Como no podía ser de otra manera en nuestra querida tierra, las primeras instalaciones que disfrutamos fueron las piscinas y el bar, corría el verano del 2004. Y desde entonces no hemos parado de crecer: ahora rondamos las 170 familias y hemos seguido construyendo instalaciones y mejorando los servicios.

Hemos convertido un terreno agrio en un vergel donde se multiplica el placer por la actividad física, la convivencia y las celebraciones de cualquier índole. Sólo hay que pasearse por las imágenes que hay en este espacio web, diseñado como un servicio más de nuestra asociación, para comprobar la transformación.

Es mucho lo que nos queda por hacer, pero nuestra historia es un sueño cumplido, una demostración de que no siempre los sueños, sueños son. Desarrollarnos y progresar alumbrados por los miembros de nuestra asociación es un futuro motivador.

Nuestra historia no es mucha por lo mucho que nos queda: porque el sol y la luna no se van a cansar de jugar con esos amiguitos que llenan de vida cada rincón de nuestro club; porque en familia se forjan recuerdos que se saborean toda la vida y que van engrosando ese álbum que nunca se tiene pero que siempre se puede ver, y sentir; porque los atardeceres seguirán siendo la mejor inspiración para un tranquilo estar entre amigos.

En pro de la familia y la amistad, la Boca del Sabinal seguirá haciendo de nuestro futuro nuestra historia.

Ir arriba